Últimos finales de chiste

El hombre que ama

a su projimo ES UN PROMISCUO

termina viviendo con la màma

llora mas que la chucha

acaba solo en la cama

dinero derrama

vive engañado

llora y máma

arroz con choco