Más chafado que

los planes del malo.