Últimos finales de chiste

Más estrecho que

pedo de testigo falso