Últimos finales de chiste

Más desaliñado que

El coño la bernarda