Últimos finales de chiste

Más flácida que

El cuerpo de Santi