Últimos finales de chiste

Más robado que

el balon de CR7