Últimos finales de chiste

Más reprimido que

Caimán sin dientes