Últimos finales de chiste

Menos excitado que

Ricky Martin en la mansión de Playboy