Últimos finales de chiste

Habla menos que

la cajera de un peaje

oriental asustado

el ayudante del zorro

mudo dormido