Más pensativo que

aquel al que le dijeron “tenemos que hablar”

Homero Simpson

monja con atraso