Menos enamorada que

la rana de la ventana