El dinero peor gastado es

el que nunca fue usado

con putas