Últimos finales de chiste

Más ganas de trabajar que

un Amish tras un huracán

arturo longton