Trabajar es de

honrrados flojear es de políticos