Más enferma que

leproso con sida