Menos vistosa que

La ingle de una monja