Menos guasa que

cuando johnny cogió su fusil