Menos iluminada que

muslo de monja