Últimos finales de chiste

Más apático que

Bella Swan con fiebre