Más inepta que

mi profesor de tecnología