Menos llena que

la vitrina de gimnasia de la plata