Últimos finales de chiste

Lo más indignante es

indignarse

politico quejándose de su sueldo

una injusticia.