Últimos finales de chiste

Más ritmo que

una patada en el culo