Más adolorida que

hormiga chingada por elefante